viernes, 17 de abril de 2015

Libros para niños: "¿A qué sabe la luna?"

Este es uno de los cuentos favoritos de mi hijo mayor. Seguramente muchos de vosotros ya lo conozcáis. Lo tendréis en casa y lo leeréis una y otra vez con vuestros hijos. Publicado por primera vez en 1993, se ha convertido en un habitual de las estanterías infantiles, se trabaja en las escuelas infantiles y en los colegios y existen adaptaciones al teatro y al teatro de sombras. He encontrado incluso una canción inspirada en el libro. Y, por supuesto, existen cientos de reseñas de este popular cuento en la red. Pero no me resisto a dejar otra más. Es un cuento tan bonito y gusta tanto a los niños que tenía que tener su rinconcito en mi blog.



 


Título: ¿A qué sabe la luna?
Autor/a: Michael Grejniec
Editorial: Kalandraka
Edad: de 3 a 6 años

"¿Sería dulce o salada? Tan sólo querían probar un pedacito. Por las noches miraban ansiosos hacia el cielo, se estiraban e intentaban cogerla [...] pero todo fue en vano y ni el animal más grande pudo alcanzarla"

En este cuento, los animales desean probar la luna. Quieren conocer su sabor. Pero, por más que se estiran hacia el cielo, ninguno consigue alcanzarla. Se dan cuenta que van a tener que unir sus fuerzas para lograr ese deseo que parece inalcanzable. Así que forman una torre de animales, en la que todos tienen cabida, grandes y pequeños. La tortuga, el elefante, la cebra, el mono... La luna, que es muy juguetona, cada vez que están a punto de alcanzarla, da un saltito y se aleja. Hasta que por fin el ratón chiquitito consigue dar un mordisquito a la luna. ¿A qué sabe? Aaaaah, ese misterio no lo desvelo. No más spoilers.



Narrada a modo de fábula, este relato pone de manifiesto cómo los deseos que parecen inalcanzables pueden hacerse realidad a través de la cooperación y la unión. Los animales tienen un objetivo común y aprenden a trabajar en equipo para lograrlo. De esta forma, el cuento transmite importantes valores a los niños, como la solidaridad, el esfuerzo, la superación, la generosidad o la convivencia. Todo ello con un toque de humor, dado por esa luna saltarina y un poco burlona y por ese divertido e inesperado final, en el que un pececillo nos muestra como las diferentes perspectivas condicionan  nuestra visión del mundo. Hablaré de ello un poco más adelante.

El relato está contado con una estructura repetitiva para facilitar la comprensión lectora. La repetición de frases y de situaciones sirve para enganchar a los pequeños lectores, que disfrutan anticipando lo que va a suceder. La introducción nos habla del sueño de los animales, de la imposibilidad de conseguirlo y de sus intentos desesperados por lograrlo por separado. Entonces se abre el nudo del relato, lleno de ritmo gracias a las repeticiones: un animal intenta alcanzar la luna, ésta da un saltito para alejarse y entonces llaman a otro animal para que se sume a la torre. Además del texto, las ilustraciones juegan un importante papel en esta estructura repetitiva y acumulativa. Vamos viendo aparecer cada animal por separado y se repite la torre, cada vez más grande, una y otra vez.

Estas ilustraciones están hechas en acuarela sobre papel maché y provocan una cierta ilusión tridimensional. Destaca esa luna de gran tamaño y textura comestible, cuya luz se realza sobre el fondo negro de la noche que todo lo cubre. Esa luna llena, sonriente y juguetona, cuya sonrisa se trunca cuando los animales logran su objetivo. Desde ese momento, la luna aparecerá  en forma de media luna y con el rostro desencantado. El triunfo de los animales la ha molestado vivamente.

Cuando los animales duermen, tras haber logrado su objetivo, parece que el cuento ha terminado. Pero hay un segundo final, del que antes os hablaba. Un final ambiguo y lleno de ironía que desconcierta a los niños (y, por supuesto, a los adultos). Un pez ha observado todo y se pregunta a qué viene tanto jaleo para llegar al cielo, si hay otra luna mucho más cerca: el reflejo de la misma en el agua. La perspectiva del pez es diferente al del resto de los animales porque él vive en el agua y sus circunstancias condicionan su modo de mirar el mundo.



El cuento podía terminar con el éxito de los animales: han logrado su sueño. Trabajando todos juntos han conseguido su objetivo y eso les hace felices. Pero la cara molesta de la luna y la mirada un tanto cínica del pez plantean una segunda lectura del texto, tratando a los niños como lectores inteligentes que no se conforman con la perspectiva única del relato lineal. Sí, los animales se han unido, han trabajado juntos y han logrado su objetivo, pero ¿la luna quería que arrancaran un trozo de su cuerpo? ¿Todos los animales tienen la misma meta o hay alguno, como el pez, que no comparte el sueño común y que observa a los demás desconcertado y distante y con un razonamiento propio? El autor propone así una interesante reflexión que a menudo pasa desapercibida, pero que da una vuelta de tuerca más al relato, marcando así la diferencia con otros cuentos.



¿Conocíais el cuento? ¿Qué pensáis vosotros de este final?

Como siempre, os dejo un vídeo basado en este cuento:


16 comentarios:

  1. Parece un cuento muy interesante para que reflexionen los peques sobre la solidaridad y el trabajo en equipo, el final es un tanto ambiguo, ¿verdad? Te quería preguntar si me puedes recomendar algún sencillo cuento para Rosquis, o algún libro para iniciarse en el lenguaje. gracias! besitos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uy, qué ilusión me hace que me pidas una recomendación. Creo que Rosquis está en torno a los 15-18 meses, ¿verdad? Si ya está preparado para los libros pop-up (eso lo sabes tú mejor que nadie) hay cuentos cortitos para que interactúen los pequeños al tiempo que escuchan la historia. Yo te recomiendo cuentos como "El pollo Pepe", de SM, que les encanta a todos los niños (te dejo el enlace: http://www.literaturasm.com/El_pollo_Pepe.html) o "¿Qué hace el dinosaurio Dino?", de Bruño (http://www.brunolibros.es/libro.php?id=3584466).
      Para estimular el lenguaje cualquier cuento es bueno. Lo importante es hablarle mucho, leerle cuentos, contárselos de memoria, nombrar las cosas, etc. Luego están muy bien los cuentos de primeras palabras, de cartón, con dibujos vistosos. Generalmente, tienen un único objeto por página, del tipo de la colección "El bebé descubre", de la editorial Usborne (http://www.usborne.com/es/catalogo/libro/4~PLMP~cb~4274/el-bebe-descubre-la-hora-de-dormir.aspx).
      La verdad es que hay muchos. Creo que haré un post sobre el tema, porque sólo hago reseñas de libros para el mayor y hay muchos muy buenos de 0-3 años.
      Espero que te sirva alguno de los que te digo. Besos!

      Eliminar
    2. Muchas gracias por tus recomendaciones! La verdad es que un libro de texturas o de palabras e imágenes, que son los que tiene ahora, le dura 10 minutos como mucho y lo acaba tirando al suelo, jajaja. A ver por cuál me decido. Si haces el post, avísame.besitos!

      Eliminar
  2. A mi me suena el cuento de haberlo leído en algún sitio, pero en casa no lo hemos tenido. De todas formas parece muy interesante el mensaje que transmie una buena manera de enseñar a conseguir objetivos gracias a la cooperación. Doble lectura? No hay que unirse para hacer daño a otros. El final podría ser útil en casos de bulling o acoso escolar no? Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no se me había ocurrido esa otra interpretación del final, pero podría ser. Lo bueno de los libros es que cada lector hace su propia lectura y saca sus propias conclusiones. Los buenos libros siempre hacen pensar, no se dirigen a un lector pasivo. Besos!

      Eliminar
  3. Yo sí lo he tenido, porque ese libro y el Elmer son habituales en las librerías ,y ya casi "clasicos" actuales. Diferentes puntos de vista, trabajo en equipo , libertad de elección, no puede estar más vigente sobre todo en la adolescencia.
    ¡Me encanta!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes toda la razón: hay una serie de libros que se han convertido en clásicos y acaba pasando por las manos de todos los niños, ya sea en casa o en el cole. Mi hijo mayor aún no conoce a Elmer, pero todo llegará ;)

      Eliminar
  4. Que buena pinta tiene. Qué envidia me dais las que podéis iros de bibliotecas y librerías y adquurir esas joyas en español.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Está genial este cuento. Sé que no es lo mismo que ir a la librería y rebuscar, pero siempre puedes comprarlos online. Yo lo hago mucho por comodidad, aunque reconozco que me gusta más ir a las librerías y hojearlos antes de llevármelos.

      Eliminar
  5. Muy buena recomendación, y me gusta mucho las vueltas de tuerca que se le puede dar a la lectura. Mi hijo está convencido que la Luna es su amiga porque lo persigue a todos lados, y es porque es un niño especial, le gustará un libro que hable de su amiga, saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Qué tendrá la luna que fascina tanto a los niños? A mi hijo también le encanta. Me gusta mucho la conclusión a la que ha llegado tu hijo. De todas formas, tiene toda la razón porque es un niño especial. Todos lo son, no? Besos!

      Eliminar
  6. Precioso libro. En casa lo tenemos en catalán (vivimos en Galicia pero yo soy barcelonesa) y nos ha gustado siempre mucho. Me sorprendió que en el colegio, en infantil, hicieron una representación del mismo y fue muy emotivo: trabajo en equipo, ver el reflejo de la luna en el agua ...
    Genial recomendación.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un libro muy bueno para trabajar en clase. Lo utilizan mucho, tanto por los valores que propone como por su estructura. Da mucho juego.

      Eliminar
  7. No lo tengo pero lo había oído. Me parece que un día voy a coger tu lista de libros y me voy a ir de compras online, que tienen todos muy buena pinta! Un beso guapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que hay tantos cuentos buenos que a veces es difícil escoger. Pero yo creo que éste es de los mejores y de los que más gusta a los niños. Besos!

      Eliminar
  8. La reseña me ha encantado, voy a ver si lo encuentro por acá en Perú, un besote.

    ResponderEliminar